“El judío es el culpable. El enemigo siempre va a ser el mismo”: 300 neonazis homenajean en Madrid a la División Azul

Entre los oradores estuvo Ignacio Menéndez, abogado del ultraderechista y coautor de los asesinatos de Atocha Carlos García Juliá.

Miquel Ramos – La Marea – 15 de febrero 2021

Unas 300 personas desfilaron el pasado sábado por Madrid hasta el cementerio de la Almudena para rendir homenaje a la División Azul, los españoles que combatieron a las órdenes de Hitler durante la II Guerra Mundial. El acto estaba convocado por la Juventud Patriota, una organización neonazi madrileña, y fue secundado por diferentes grupos nazis y fascistas como el partido España2000 o La Falangecuyo jefe nacional, Manuel Andrino, acudió a la marcha.

Cada año sobre estas fechas, grupos nazis de toda España se reúnen en Madrid para realizar este acto, que coincide con el aniversario de la batalla de Krasny Bor, en la que tomó parte la división de españoles al servicio del nazismo, y de la que este año se ha cumplido el 78 aniversario. 

La marcha recorrió varias calles de Madrid tras una pancarta con el escudo de la División Azul y con la leyenda «Honor y gloria a los caídos”. Los asistentes formaron un pasillo en el cementerio hasta el monolito que recuerda a la División Azul, hicieron el saludo nazi y entonaron canciones de temática fascista.

Tal y como se puede ver en un vídeo grabado por la agencia rusa Ruptly al que ha tenido acceso lamarea.com, una de las oradoras se dirigió al público vestida con camisa azul y rodeada de banderas de España y a escasos metros de un sacerdote: “Es nuestra suprema obligación luchar por España, luchar por Europa, ahora débil y liquidada por el enemigo. El enemigo siempre va a ser el mismo, aunque con distintas máscaras: el judío. […] El judío es el culpable y la División Azul luchó por ello”. 

El acto contó con un oficio religioso ante el monolito que recuerda a la División Azul en la Almudena, sobre el que se depositó una corona de flores con una esvástica nazi. El sacerdote también se dirigió a los presentes de la siguiente maner: “El marxismo, igual que ayer […] sigue intentando turbar la paz de nuestra sociedad, turbar la paz de los espíritus y, sobre todo, quitar al que es el príncipe de la paz, nuestro señor Jesucristo”.

Negacionismo “porque el fascismo es alegría”

Otro de los oradores fue Ignacio Menéndez, abogado del ultraderechista Carlos García Juliá –coautor de los asesinatos de los abogados de Atocha en 1977, recientemente excarcelado–. Micrófono en mano, pidió a los asistentes no cumplir con las medidas sanitarias contra la COVID-19: “Hace falta que incumpláis el toque de queda, que os reunáis con vuestros familiares y amigos, que seáis más de seis como somos hoy aquí; y que os abracéis, y que cantéis y que viváis alegres. Porque el fascismo es alegría”.

Como puede verse en las imágenes, muchos de los asistentes no llevaban la mascarilla obligatoria ni guardaba la distancia de seguridad reglamentaria. Tras ser convocado, la Delegación del Gobierno no puso ningún impedimento a este acto, ni se aprecia presencia policial a lo largo de la marcha hasta el cementerio de la Almudena. 

Un himno cada vez más común

Una de las canciones entonadas en el cementerio fue versión falangista de la canción rusa Katiusha, conocida como Primavera, y que fue un himno para los soldados españoles que participaron en la Segunda Guerra Mundial a las órdenes del III Reich.

Tal y como ha desvelado lamarea.com, la canción parece haberse popularizado dentro de ciertos sectores en las Fuerzas Armadas españolas. Así, una versión rock del himno sonó en el cuartel de Paracuellos del Jarama, donde se encuentra la Brigada Paracaidista (BRIPAC) del Ejército español, durante la celebración del día de la Inmaculada Concepción de 2019, patrona de las tropas de infantería. En las imágenes publicadas por este medio se puede apreciar cómo algunos de los jóvenes presentes en la fiesta levantan el brazo haciendo el saludo nazi mientras suena la canción.

Algo similar ocurrió en 2018 durante la tradicional Fiesta de Ciento, en la Escuela Naval Militar de Marín, en Pontevedra. Al igual que en Paracuellos, cuando el himno suena por los altavoces, muchos de los jóvenes cantan al unísono un famoso himno fascista y levantan el brazo.

La Federación de Comunidades Judías: “Nunca habíamos visto tanta impunidad”

La FCJE pide a la Fiscalía que investigue de oficio los hechos revelados por lamarea.com en el cementerio de la Almudena durante un homenaje a la División Azul

En un comunicado enviado a los medios de comunicación, la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) “rechaza las graves acusaciones realizadas el sábado 13 de febrero durante una concentración de homenaje a la División Azul en Madrid”. De esta forma, se hacen eco de las imágenes publicadas por lamarea.com y que fueron grabadas por la agencia Ruptly en el cementerio de la Almudena tras una marcha que recorrió las calles de Madrid en el 78º aniversario de la batalla de Krasny Bor.

Tal y como puede verse en el vídeo, una de las oradoras se dirigió al público vestida con camisa azul, rodeada de banderas de España y a escasos metros de un sacerdote para lanzar proclamas antisemitas: “Es nuestra suprema obligación luchar por España, luchar por Europa, ahora débil y liquidada por el enemigo. El enemigo siempre va a ser el mismo, aunque con distintas máscaras: el judío. […] El judío es el culpable y la División Azul luchó por ello”.

Desde la FCJE consideran “inadmisible que en un Estado de pleno derecho y sólida democracia como es España, queden impunes las acusaciones allí vertidas”. Ante ello, reclaman a la Fiscalía de Delitos de Odio que investigue de oficio los hechos y, en caso de considerar que existen hechos delictivos, los “persiga y condene”. En el comunicado recuerdan que España refrendó en julio de 2020 su adhesión a la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA por sus siglas en inglés), “que contempla como antisemitismo acusar a los judíos como colectivo de ser culpable de cualquier acontecimiento”.

En conversación con lamarea.com, la FCJE se muestra perpleja por las imágenes reveladas por este medio: “Nunca habíamos visto tanta impunidad”, aseguran. Asimismo, adelantan que en el caso de que la Fiscalía no actúe de oficio, se plantean emprender acciones legales.

“Sois los culpables de la liquidación occidental”

El lobby proisraelí Acción y Comunicación sobre Oriente Medio (ACOM) también ha expresado su rechazo a las imágenes y ha asegurado que sus abogados “van a tomar acciones muy pronto”. Desde la organización desean “ver a muchos de estos antisemitas ante un juez, balbuceando y lloriqueando, como siempre hacen”, han asegurado en Twitter.

Una de las respuestas en la red social ha sido por parte de la usuaria @isabelmperalta, el perfil de la oradora falangista que lanzó las proclamas antisemitas el pasado sábado. Lejos de mostrar algún tipo de arrepentimiento, ha remarcado que cualquier acción judicial “será en vano”: “En la cárcel seguiré declarando lo mismo, sois los culpables de la liquidación occidental”, ha respondido.

En su comunicado, ACOM ha asegurado que “esta es la verdadera ultraderecha y los neonazis que no deben tener nunca acomodo en partido democrático alguno”. Lo ha hecho el mismo día que ha pedido a Vox la expulsión de Jordi de la Fuente, secretario de organización de Vox en Barcelona y hombre de confianza de Ignacio Garriga tras a la noticia publicada por lamarea.com el pasado 11 de febrero en el que se revelaba su pasado neonazi.

La Fiscalía de Madrid investigará las “proclamas antisemitas” lanzadas durante el homenaje neonazi a la División Azul

El Ministerio Público “entiende que los hechos pudieran ser constitutivos de un delito relativo al ejercicio de los Derechos Fundamentales y las Libertades Públicas”

La Fiscalía Provincial de Madrid investigará de oficio las “proclamas antisemitas” que se lanzaron el pasado sábado 13 de febrero durante un acto-homenaje a la División Azul en el cementerio de la Almudena. Según se explica en el comunicado, “el Ministerio Público entiende que los hechos pudieran ser constitutivos de un delito relativo al ejercicio de los Derechos Fundamentales y las Libertades Públicas”.

Así, en el decreto que ha incoado de oficio las diligencias de investigación penal se designa a una fiscal para instruir la causa y se anuncia que se practicaran las pruebas “conducentes a determinar, esclarecer y concretar los presuntos hechos delictivos”. La Fiscalía abre la investigación tras las informaciones publicadas por lamarea.com basadas en un video grabado por la agencia Ruptly.

El Ministerio Público solicita a la Delegación del Gobierno de la Comunidad de Madrid que facilite toda la información de que disponga sobre la convocatoria del acto “y, en su caso, sobre la autorización de dicha marcha/concentración/manifestación”. De la misma forma, pide a la Brigada Provincial de Información que dé cuenta sobre los lemas, pancartas, reseñas de consignas, banderas exhibidas, incidencias, asistencia de grupos violentos, altercados habidos durante el acto además de “cualquier otras actuación que pudiera ser constitutiva de delito”. 

La apertura de la investigación se produce después de que el Gobierno de la Comunidad de Madrid lo solicitase ayer. La Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), por parte, se ha dirigido a la Fiscalía de Delitos de Odio para que investigue de oficio los hechos, como también lo ha hecho UGT. El sindicato ha aprovechado para cargar contra la ultraderecha, a la que considera “enemiga de la democracia”: “No es difícil encontrar los evidentes vínculos históricos y actuales entre los grupos nazis y la ultraderecha española que hoy ocupa espacio en el Congreso de los Diputados, ayuntamientos y cámaras de comunidades autónomas y que aprovecha esta representación para alentar discursos de odio contra inmigrantes pobres, mujeres y personas de izquierda”, defiende UGT.

En día después de la apertura de la investigación, las concejalas madrileñas Rita Maestre y María Pilar Sánchez, de Más Madrid, han interpuesto una denuncia ante la Fiscalía de Delitos de Odio “por los posibles delitos contra que se han podido cometer en la manifestación neonazi del sábado”. Así lo ha explicado el abogado Alberto dL. Bendahan, quien también ha acudido a registrar la demanda.

Desde el Ministerio del Interior –quien tiene las competencias sobre delitos de odio– aseguran que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado “colaborarán en todo lo que se requiera por parte de la autoridad fiscal”. Sin embargo, han evitado pronunciarse sobre la autorización de la Delegación del Gobierno en Madrid a la marcha. Sí lo han hecho desde UGT, que han pedido “que reconsidere sus permisivos criterios a la hora de autorizar actos de evidente exaltación del nazismo, el fascismo y el terrorismo franquista”. 

Delegación del Gobierno, por su parte, ha pedido a la Policía Nacional que elabore un informe sobre los hechos para ponerlo a disposición de la Fiscalía de Madrid. El delegado del Gobierno, José Manuel Franco, ha aprovechado para expresar su «máxima condena a las declaraciones intolerables y totalmente condenables» realizadas durante la marcha.

Palabras “repugnantes”

La embajadora israelí en España, Rodica Radian-Gordon, también se ha referido a los hechos a través de Twitter, tachando las proclamas antisemitas como “repugnantes” y defendiendo que “no pueden tener cabida en una sociedad democrática”. Asimismo, considera que la educación y la verdad sobre la historia son las formas de “evitar que el pasado se repita”.

Las embajadas de Rusia y Alemania también han expresado su repulsa por el homenaje. Los representantes rusos en España consideran “inaceptables” las muestras de neonazismo que se vieron en Madrid hace algunos días: “Hay formas más dignas de conmemorar a los caídos (que “) que jactarse de la cercanía de los nazis”. El embajador alemán Wolfgang Dold, por su parte, pide identificar al antisemitismo “porque aún hoy puede causar estragos”.

Extrema dreta i eleccions catalanes: Jordi Borràs, Alba Sidera i Miquel Ramos (CatRàdio)

Per què l’extrema dreta pot desembarcar al Parlament de Catalunya? 03/02/2021Tres periodistes especialitzats en el seguiment de l’extrema dreta analitzen els factors que afavoreixen Vox a les institucions democràtiques. Alba Sidera, Jordi Borràs i Miquel Ramos coincideixen que el partit d’Abascal ha recuperat, amb més èxit, discursos que ja existien a Catalunya, però que no havien pogut reeixir. Conclouen, també, que la ultradreta és la facció violenta de l’extrema dreta i que està clarament integrada a les files de Vox.

‘El enemigo interior’: un documental aborda la infección neonazi en las estructuras del Estado alemán

Los delitos de odio se han duplicado en Alemania. Crece el poder político y mediático de los neonazis en un país en el que se suceden los escándalos de infiltración de la extrema derecha en las fuerzas armadas y la policía.

Miquel Ramos – 12 de febrero 2021 – El Salto

Tobias aparcó su coche en medio de una avenida de Hanau, Alemania. Abrió el maletero y cogió un arma automática. Entró a un bar y disparó a discreción. Se dirigió después a un quiosco, donde haría lo mismo, ejecutando finalmente a diez personas de origen turco y kurdo. Ocurrió en febrero de 2020, poco antes de los confinamientos decretados ante la covid19.

Çetin Gultekin perdió a su hermano en el atentado. Ahora forma parte del proyecto #SayTheirNames, una iniciativa para recordar a las víctimas y denunciar los discursos de odio y los ataques racistas de la extrema derecha. Explica ante la cámara cómo los discursos de odio y los ataques racistas son el pan de cada día. Y cómo las autoridades, según él, no hacen nada al respecto. “Antes llevaban botas y la cabeza rapada. Ahora llevan trajes y se sientan en los parlamentos”, afirma.

Ferat Kocak explica la impunidad con la que actúan las bandas neonazis en Berlin. Lo cuenta ante su coche calcinado durante un ataque neonazi reciente, uno de tantos que puso al barrio de Neukölln en alerta. Nada nuevo según un viejo militante antifascista, que muestra un bate de beisbol lleno de simbología nazi arrebatado a un grupo de cabezas rapadas durante una pelea en Gottingen años atrás. Ya pasó durante los primeros años de la reunificación, a principios de los 90, cuando bandas organizadas de neonazis atacaron las casas y los albergues de personas refugiadas ante la mirada pasiva de la policía. Ahora, Alemania vuelve a enfrentar una oleada de ataques neonazis, muchos de ellos impunes, y, según todos los entrevistados, motivados por el odio que algunos políticos de extrema derecha difunden cada día desde sus parlamentos y los medios de comunicación.

Desde la llegada de Alternativa para Alemania (AfD) hasta hoy, que es la tercera fuerza del país, la militancia de extrema derecha se ha incrementado en un tercio. También los delitos de odio, que se han duplicado en estos últimos años, hasta llegar a contabilizarse 27 cada día en 2016, el año en que alcanzó un peligroso pico.

Siete meses antes de la matanza de Hanau, Stephan Ernst había asesinado al político conservador Walter Lübke, de la CDU de Merkel, por haber defendido la política de acogida de personas refugiadas. Stephan, un conocido neonazi con antecedentes penales por delitos de odio, fue condenado a cadena perpetua hace dos semanas, mientras que Tobías se suicidó tras el ataque, después de asesinar a su propia madre. En octubre de 2019, entre estos dos ataques, otro hombre armado se presentó en una sinagoga en la localidad alemana de Halle y asesinó a dos personas que se encontraban en las inmediaciones.

Ambos, Stephan y Tobias, pensaban que estaban salvando Alemania de la islamización, de la conspiración judía y del mestizaje. Lo mismo que pensó el terrorista ultraderechista Anders Breivik cuando ejecutó a casi un centenar de adolescentes de izquierdas en Noruega, o Brenton Tarrant en Nueva Zelanda, cuando acabó con la vida de 52 personas musulmanas en una mezquita. Todos estos atentados han sucedido en estos últimos diez años, pero no son los únicos. Las teorías supremacistas sobre el reemplazo demográfico y cultural de Occidente por culpa de las personas migrantes, de los globalistas, del buenismoy de la dictadura progre, nutren a estos fanáticos capaces de armarse y acribillar a decenas de personas a las que consideran culpables o cómplices de este plan.

En Alemania, con los atentados de Hanau, de Lübek y los constantes ataques a personas refugiadas, activistas de izquierdas y ONG, existe una creciente preocupación sobre la infiltración neonazi en los aparatos del Estado. Desde el ejército, hasta políticos, responsables de inteligencia o los mismísimos servicios secretos, se han visto salpicados por numerosos escándalos recientes por sus vinculaciones con la extrema derecha. Pero lejos de ser una novedad, quienes llevan años monitorizando y combatiendo a la extrema derecha afirman que no es nada nuevo.

El caso de la NSU, la organización terrorista neonazi que actuó impunemente durante diez años, a pesar de estar monitorizada e infltrada por los servicios secretos, ya hizo saltar todas las alarmas. Algo había fallado, cuando los informes demostraron que incluso alguno de sus miembros era informante de la policía. Sin embargo, Inteligencia Nacional trituró gran parte de las pruebas, y otras, permanecen bajo secreto de Estado hasta dentro de 120 años.

La tan reivindicada desnazificación de Alemania tras la derrota del III Reich no fue tal y como nos contaron. Ni tampoco es cierta la frase de “esto en Alemania no se toleraría”, que usamos a menudo cuando vemos aquí, en el Estado español, a los franquistas campar a sus anchas. Quizás allí la exhibición pública es más discreta y está más perseguida, pero los nazis, como aquí los franquistas, siguen ocupando puestos en las administraciones, en las estructuras y en los aparatos del Estado. Ahora, además, con una fuerza política en el Bundestag que difunde sus ideas abiertamente, consideradas, como en el resto de Europa, opiniones respetables en democracia, una opción política como cualquier otra. Igual que aquí.

Todo esto y más se explica en el reportaje ‘El enemigo interior: el Estado alemán y los neonazis’ que publica hoy Redfish sobre el auge de la violencia de la extrema derecha y la infección nazi en los aparatos del Estado desde el fin de la Segunda Guerra Mundial hasta nuestros días. Un documental para tomar nota, que sirve como aviso ante la amenaza del terrorismo ultraderechista, ignorada y minimizada también por el Estado español, tal y como explicó la compañera Ter García hace unas semanas en un reportaje en El Salto basado en el informe que publicará en breve la Fundación Rosa Luxemburgo.Emisión en EspañaEl Salto emitirá hoy en exclusiva el reportaje ‘El enemigo interior: el Estado alemán y los neonazis’ producido por RedFish. La publicación del vídeo se anunciará en las redes sociales de El Salto y podrá verse en este mismo enlace.