“La propia Iglesia y los propios cristianos son los primeros que se han enfrentado a El Yunque

07/03/2024 per Miquel Ramos

Entrevista con el periodista e investigador sobre extrema derecha, que dirige un podcast de cinco episodios con testimonios inéditos de exmiembros de la secta.

Elena Santos, Hufftington Post 04/03/2024

“Imponer el reinado de Cristo en la sociedad por cualquier medio”. Esa es la finalidad de El Yunque, una secta ultracatólica de extrema derecha, cuya existencia quedó probada en sede judicial hace 10 años. Cuáles son sus raíces, cómo se implantó en España, cómo opera, quién está detrás y qué relación tiene con determinados partidos políticos lo desgrana el periodista e investigador sobre ultraderecha Miquel Ramos en el podcast Dios, patria, Yunque, una creación de cinco episodios de Podium Podcast.

“Publiqué un libro hace un par de años, que hablaba de la historia de la extrema derecha en España desde finales de los 80 hasta la actualidad, pero desde una perspectiva de los que, de alguna manera, la habían detectado y habían actuado contra ella”, cuenta Ramos en conversación telefónica con El HuffPost. “Eugenio [Viñas, editor creativo de Podium Podcast] lo había leído y me contactó”, recuerda sobre cómo aceptó “el reto” de ponerse al frente de esta serie sonora.

“Yo ya conocía el tema de El Yunque, había escrito algo muy de pasada, no había profundizado demasiado, pero sabía de dónde tirar”, comenta. Los cinco capítulos tienen meses de trabajo detrás, puesto que las entrevistas comenzaron a grabarlas el año pasado, pero él empezó antes a documentarse. “Ha sido mucho curro y, además, a varias manos”, destaca. Entre ellas, las de “toda la gente que no se ve, como los técnicos, que han hecho una labor excepcional de confección”.

Para quien no conozca nada sobre El Yunque, lo define como “una organización que se crea en un contexto muy determinado, en México en concreto, que eso lo vemos en el segundo capítulo, pero que debido a una serie de circunstancias históricas y políticas de finales del siglo XX empieza a extenderse”. Uno de los lugares en los que aterriza es España, “en un momento en el que la dictadura franquista agoniza y donde ese poso ultracatólico y anticomunista lo aprovecha El Yunque”. “Ve en España un terreno fértil y entra”, resalta.

Como cuenta, a partir de entonces “empieza a tantear la sociedad española” y “cómo podría sobrevivir en el siglo XXI, que es cuando realmente nos damos cuenta de que existe en España. Durante 30 años había pasado muy desapercibida”. Es ahí cuando “la gente que había estado gestando esta criatura en España ve que hay posibilidad de que tenga incidencia en la política, porque su objetivo es político”. “Ellos utilizan la fe como excusa, pero tienen objetivos políticos, una dictadura teocrática, básicamente”, agrega.

“Es un grupo fundamentalista, de extrema derecha, que lo que pretende es utilizar todas las herramientas de la democracia para vaciarla de derechos y de libertades y convertirla en una teocracia al servicio de unas ideas, una religión”, agrega. El periodista pone entre comillas lo de “religión”, porque “no sería justo atribuir la acción y ni siquiera la ideología de El Yunque al cristianismo”. “La propia Iglesia y los propios cristianos son los primeros que se han enfrentado a El Yunque, y esto es importantísimo remarcarlo”, incide.

“Es esa transversalidad lo interesante de esta historia. Podemos estudiarla y denunciarla desde una postura progresista, laica, etc, pero es que la propia gente cristiana es la que está asustada de que se use el nombre de Dios y de su fe para hacer el mal”, pone en valor el experto en extrema derecha.

Como puntualiza, en España sus primeros anclajes fueron “las familias que se habían enriquecido durante la dictadura, que eran muy conservadoras, muy católicas algunas de ellas”. Según Ramos, “utilizan esta oligarquía franquista y muy vinculada a la religión, pero luego se buscan la vida”, y la financiación les llega de lobbies y “fortunas muy ligadas a estas ideas en otros países que llevan muchos años financiando este tipo de organizaciones”: “No a El Yunque como organización secreta, porque no tiene un CIF, sino una serie de organizaciones pantalla a través de las cuales recibe esa financiación por campañas enmascaradas por sus habituales relatos: contra el aborto, contra el matrimonio LGTBI, ahora contra la cultura woke…”.

A su juicio, saben utilizar “muy bien la propaganda”, puesto que esas organizaciones pantalla “inciden en el debate público constantemente”. “Esta gente continúa apareciendo y siendo protagonista de muchas noticias, tienen campañas muy agresivas de denunciar sobre todo a personajes públicos para parecer como punta de lanza y de defensa de la cristiandad”, agrega sobre su capacidad de influencia actual. “Han logrado en muchos casos hacer daño a muchas organizaciones que trabajan en temas de salud sexual y reproductiva, de derechos de las mujeres, LGTBI, etc. en varios países, en algunos más que otro. En España lo intentan y lo han conseguido y eso lo iremos desvelando a lo largo del podcast”.

En la actualidad, no se puede saber cuántos miembros lo integran: “Nadie va a admitir que forma parte de El Yunque y ni siquiera va a admitir que existe. Además, cuando le preguntas a alguien que sabemos que es de El  Yunque, siempre se mueven en la ambigüedad: ni afirmo ni desmiento. Es muy difícil saber la cantidad de gente, lo que sí es fácil de saber es las organizaciones que se ha acreditado que tienen vinculación y los personajes que tienen vinculación dónde están y qué poder tienen”.

Para Ramos, “la importancia del momento actual de El Yunque no se entiende sin el contexto de amparo que le brinda la extrema derecha y cómo ésta se ha instalado en las instituciones y cómo comparten objetivos, estrategias en muchos casos, se conocen, se entienden. No son lo mismo, pero se ayudan los unos a los otros. Por lo tanto, este es el momento ideal para que El Yunque tome todavía más poder, porque tiene muchos cómplices con mucho poder, ya no sólo a nivel económico o social, sino político. Ya tiene gente dentro de las instituciones con acta de diputado y de concejal”.

En Dios, patria, Yunque explican a través de exmiembros cómo se entra a formar parte, qué pasa una vez se está dentro y las dificultades para salir. “Lo cuenta alguien que ha estado dentro y esto es una exclusiva, esto no se ha contado nunca a un medio de comunicación”, destaca Ramos. “Este es el momento ideal para que El Yunque tome todavía más poder, porque tiene muchos cómplices con mucho poder”

“Hay miedo, hemos intentado contactar con mucha gente que nos ha dicho que no, que sabíamos que había pasado por El Yunque o que tenía relación con gente de El Yunque”. Por su parte, Ramos no lo ha tenido, por estar “acostumbrado a estudiar la extrema derecha y, por lo tanto, a lidiar con neonazis y gentuza de todo tipo”.