YouTube cierra el canal de La Marea por el video que denunciaba cacerías racistas en Canarias

La compañía interpreta que un video publicado por lamarea.com -donde se denunciaba que vecinos de Gran Canaria planeaban cacerías de personas migrantes- incita al odio. Este medio de comunicación no ha recibido ningún aviso previo, pero YouTube indica que podremos apelar su decisión.

La Marea – 23 de enero 2021

Sin previo aviso. Poco después de las 12 de la mañana, hemos descubierto que el canal de La Marea en YouTube había sido cerrado. Para intentar saber qué había sucedido, hemos consultado el correo electrónico asociado al canal de este medio de comunicación. En el buzón había dos mensajes enviados simultáneamente por dicha compañía. El primero decía que el canal había sido cancelado «de forma permanente. De ahora en adelante, no podrás tener, crear ni acceder a ningún otro canal de YouTube». Y añadían que podíamos apelar la decisión.

En un segundo mensaje concretaban que habían decidido cancelar la cuenta porque el vídeo “’Los moros van a morir’: los audios de las cacerías racistas en Gran Canaria | lamarea.com‘» infringe su política sobre incitación al odio.

El funcionamiento habitual de estos procedimientos es de tres avisos antes del cierre del canal (los conocidos como tres strikes), tal como refleja esta página de ayuda. Sin embargo, parece que sin avisos previos, se ha aplicado el extremo más punitivo, en sus palabras: «En algunos casos, un único caso grave de uso inadecuado dará lugar a la cancelación del canal sin ninguna advertencia previa».

Se da la circunstancia de que el video en cuestión demuestra precisamente las amenazas que sufren las personas migrantes en Canarias. Esta semana, lamarea.com ha publicado en exclusiva videos y audios que muestran cómo vecinos de la isla de Gran Canaria estaban organizando cacerías contra migrantes. Las dos noticias publicadas hasta el momento han sido reproducidas por el programa de TVE Las Cosas Claras, RTVE Canarias y eldiario.es, entre otros medios.

Tan pronto como lamarea.com tuvo conocimiento de las amenazas, puso esta información a disposición de la Policía, que identificó al hombre que se grabó a sí mismo amenazando desde un coche a una persona de origen magrebí mientras esta paseaba. Poco después, procedió a detenerle.

Contenido disponible en el artículo original

Para lamarea.com, lo primero es la información y en este caso hemos podido reaccionar rápidamente. Si bien el vídeo de youtube no está disponible, hemos podido recuperar su contenido incrustrando los tuits en que difundíamos los videos y los audios. Pueden consultarse en el artículo original.

No deja de ser paradójico que sea este contenido el primero que recibe una advertencia por parte de youtube en nuestro canal, cuando es un vídeo que ha sido emitido hasta dos veces por canales de televisión públicos.

Apelaremos la decisión para conocer las razones, quizá sea solo una lectura por parte de un robot que no entendió que estaba impidiendo informar a un medio de comunicación que, precisamente, estaba denunciando a quienes incitan al odio.

En cualquier caso, este caso muestra lo débil que es nuestro acceso a la información en un mundo que deja la comunicación en manos de las grandes corporaciones y sus procesos automatizados.

“Estamos armados hasta arriba. Los moros van a morir”: los audios de las cacerías racistas en Gran Canaria

Cruz Roja ha pedido a los migrantes alojados en hoteles que tengan prudencia con las salidas. El hombre arrestado este jueves por amenazar con un machete a migrantes ya está en libertad.

Edu Robaina y Miquel Ramos – La Marea 22 de enero 2021

El pasado miércoles, lamarea.com publicó en exclusiva un vídeo en el que un hombre se grababa en su vehículo amenazando con un machete a un joven magrebí. Era uno de tantos otros documentos que circulaban por varios grupos de WhatsApp y que varios vecinos de Gran Canaria hicieron llegar a este medio, preocupados por los mensajes de odio y las intenciones violentas que se manifestaban. La Policía seguía ya el rastro de otros mensajes en los que se citaban para realizar cacerías contra personas migrantes en la isla. Un día después, el jueves, se produjo la detención del protagonista del vídeo, pero los mensajes de odio siguen circulando en otros grupos de WhatsApp, y se citan para este fin de semana.

“A partir de mañana vamos a salir de caza. Grupo de cuatro o cinco moros juntos, palizote”. Es uno de los mensajes de audio que hoy publica en exclusiva lamarea.com y del que la Policía ya tiene constancia. Aunque algunos de estos mensajes son de hace dos días, las citas se refieren a este mismo fin de semana. “El viernes va a haber una guerra que ni Vietnam. (…) Más de 500 personas. Pero yo no se si ir. Esta gente va armada. Con cócteles molotov, katanas…”, advierte uno de los participantes de un chat.

La mayoría de las personas migrantes están alojadas en establecimientos vacacionales del sur de la isla que tuvieron que cerrar por la pandemia. La gestión de estos centros recae en gran parte en Cruz Roja, quien asegura a este medio que, si bien no se les ha prohibido que salgan de los hoteles –tienen libertad circulatoria–, sí han hablado con todos y se les ha explicado la situación, recomendándoles que tengan prudencia con las salidas.

La proliferación de bulos sobre supuestas actividades delictivas de varios migrantes, así como el discurso de odio vertido por organizaciones de extrema derecha durante meses, han caldeado los ánimos de varios vecinos. Los escasos incidentes en los que se han visto involucradas varias personas migrantes estas últimas semanas, mezclados con bulos de imágenes de otros lugares que no se correspondían con los hechos, han sido difundidos masivamente por numerosos medios de comunicación y redes sociales. Los grupos de extrema derecha han aprovechado la situación para llamar a la acción y señalar a las personas migrantes, atrapadas por la cuestionada gestión de la situación que está haciendo el Gobierno.

“Este es un gobierno de mierda, hermano, pero esto se va a acabar. A partir de mañana vamos a salir de caza. Grupo de cuatro o cinco moros juntos: palizote”, afirma un hombre a través de un mensaje de audio difundido por un grupo de WhatsApp. Uno de los chats, además, exhibe imágenes de dos pistolas y la frase “Estas dos vienen mañana pa Maspalomas”. Otro mensaje asegura que “el sábado tiraremos un par de grupos para ahí abajo y la armaremos”. Otro de los participantes del mismo chat asegura que “los moros van a morir”.

La gestión de la acogida de personas migrantes llegadas estos últimos meses a las islas Canarias ha provocado las críticas de organizaciones de derechos humanos, que alertan también de las condiciones en las que viven numerosas personas en el Centro de Atención Temporal a Extranjeros (CATE) de Barranco Seco, que sustituye desde finales del año pasado al ‘campamento de la vergüenza’ de Arguineguín, donde llegó a haber hasta 1.700 personas hacindas, el triple de su capacidad. En una entrevista publicada esta semana, una médica que atiende a los migrantes denunciaba que incluso había menores de edad viviendo en condiciones extremadamente precarias: comida escasa y duchas restringidas.

Uno de los grupos de WhatsApp que se creó para coordinar posibles acciones violentas contra los migrantes tenía por título A por los moros. Sin embargo, una vez se publicaron los documentos audiovisuales, los integrantes se asustaron y rápidamente cambiaron la foto y título. El grupo, que aún sigue existiendo y donde permanecen una decena de personas, se llama ahora Queda todo cancelado: violencia no es solución.  

«Confiamos en que la situación de violencia no se desate», asegura Elena Lugli, presidenta en Canarias de Médicos del Mundo. Para ella, las islas «son ahora mismo el caldo de cultivo perfecto para este tipo de reacciones, las cuales no se justifican».

Para ella, la delicada situación actual es fruto de una mala gestión de acogida: «Convertir Canarias en un punto de bloqueo más que de tránsito -como siempre ha sido y debe ser- facilita esta presión», y considera que «lo vivido los últimos meses en Canarias [con los campamentos de Arguineguín y Barranco Seco], desde una perspectiva de derechos humanos no es aceptable».

Con el fin de superar estos momentos de crispación, la responsable en el archipiélago de Médicos del Mundo cree que «es necesario garantizar un sistema de acogida digno, que respete los derechos humanos, y que haya políticas de integración que ayuden a la población local a entender que toda esta realidad».

La Policía mantiene abierta una investigación al respecto y sigue la pista desde hace varios días a los mensajes que convocan las cacerías racistas, y ha asegurado que tiene previsto un dispositivo especial para evitar incidentes. Según ha podido saber lamarea.com, la persona detenida ya ha sido puesta en libertad y será citada en el juzgado próximamente para declarar, pero para que asista de manera voluntaria.