Qué es El Yunque, la secta que conquistó a los ricos de Franco y que ahora quiere dominar la política

08/03/2024 per Miquel Ramos

El podcast ‘Dios, Patria, Yunque’ (Podium Podcast) desenmascara, en cinco episodios, las conexiones políticas, económicas e internacionales de esta secta.

Lydia Ramón Espinosa de los Monteros – Cadena Ser 7 de marzo 2024 – Madrid

“El Yunque forma parte de toda una red internacional de organizaciones que tratan de derribar los derechos humanos conseguidos en las democracias”, afirma en ‘Hora 25’ el periodista especializado en extrema derecha Miquel Ramos. Una organización secreta que se creó en México y que, tras una apariencia religiosa confesional, tiene una serie de intereses que están por encima de la fe. Su objetivo es instrumentalizar a las personas que capta con fines políticos: “Los somete a un control y aislamiento total de su entorno, creando un grupo conservador radical que defiende sus postulados mediante la violencia”.

A ojos de la sociedad, El Yunque “no existe”. Nadie reconoce abiertamente que pertenece a ella, lo que hace imposible poder ilegalizarla. Sin embargo, el podcast ‘Dios, Patria, Yunque’ (Podium Podcast) ha hablado con investigadores que han demostrado la existencia de la organización y su crecimiento con el paso de los años. La agenda del Yunque es política, advierte Ramos: “No es una secta que quiera sacarte las perras. Es una agenda política que quiere cargarse los derechos humanos”.

Los objetivos de El Yunque

El objetivo de la organización es hacerse con poder e influencia. Cuando llegaron a España, tras la muerte de Franco, se infiltraron en parroquias y encuentros cristianos para tantear candidatos. Centra su búsqueda, sobre todo, en los entornos conservadores. “Necesitan gente que esté muy convencida, ideológicamente hablando, pero que también tenga un entorno familiar con poder para sacar información”. Captan a familias enteras, bien posicionadas, con buenos contactos, como hijos e hijas de líderes de organizaciones de activismo católico conservador.

El peso de la derecha

La derecha es consciente de la existencia de El Yunque desde hace muchos años. “No les es desconocido, saben quiénes son”, señala. De hecho, se desveló en sede judicial “con nombre y apellidos” en 2014. Se ha normalizado. Tanto, que hay activistas que han salido en la televisión con sus campañas apoyados por políticas y por fortunas que donan dinero para la causa. “El Yunque ha llegado a tener acta de diputado y de concejal”, resalta. El Yunque ha entrado en política. 

¿Se puede salir de El Yunque?

A pesar de lo que cree la mayoría, sí se puede salir de El Yunque, asegura Ramos. El periodista ha recabado los testimonios de personas que han abandonado la organización y han roto con su entorno. “El Yunque te hace creer que ese es tu entorno, tu familia, que esa es tu vida”, resalta. Hasta la propia Iglesia les anima a salir, les dice que si quieren hacer una organización, que la hagan, y que se legalicen, pero que salgan de ahí. “Cualquier demócrata debería tener prudencia y estar alerta ante la amenaza que supone El Yunque”, concluye.