“Estuvieron siguiéndome durante todo el viaje. De todo el vagón, solo me increparon a mí”

09/07/2020 per Miquel Ramos

‘La Marea’ ha hablado con el joven que aparece en un vídeo siendo reducido y esposado por dos vigilantes del Metro de València.

Miquel Ramos, 6 de juliol 2020

La publicación en redes sociales de un vídeo en el que un hombre negro es reducido y esposado en el metro de València ha provocado una ola de indignación y la reacción de varios políticos valencianos, que han pedido explicaciones y han anunciado la apertura de una investigación de las autoridades competentes. Los hechos se produjeron la noche del sábado 4 de julio en el metro de València, a la altura de la estación de Patraix sobre las 21:30h. Según el atestado de la Guardia Civil, al que ha tenido acceso La Marea, los guardias de seguridad «manifiestan haber sido agredidos por el presentado». Posteriormente avisaron a la Benemérita tras retener y esposar al joven, al que condujeron fuera del convoy a la estación de València Sud, donde se personaría posteriormente la patrulla.

La versión del joven detenido, de 25 años y nacido en Guinea Conakry, no consta reflejada en el atestado. Durante el forcejeo, en el que participan también dos hombres, uno de ellos agente del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), el joven detenido se muestra indignado y se resiste a la detención, acusando de racistas a los agentes. Otros pasajeros piden a los guardias de seguridad que no le opriman el cuello al hombre mientras tratan de reducirlo, y se muestran indignados por el trato que este recibe. El joven fue detenido por la Guardia Civil y conducido al cuartel de Paiporta. 

La Marea ha contactado con la persona detenida, que ha relatado los hechos, incluido un primer incidente que se produce minutos antes y que no está grabado: “He subido en la estación 9 d’Octubre. Venía de trabajar. Los guardias han estado siguiéndome desde el primer momento. Se dirigen a mí y me piden que me suba la mascarilla o que me echaban del metro. Me la subí y les dije que venía de trabajar, que no pasaba nada. Me volvieron a decir que si no me ponía bien la mascarilla me bajarían del metro. Había más gente pero solo se dirigieron a mí. De repente se me echan encima y me aprietan el cuello para intentar levantarme del asiento y sacarme del vagón. Esa escena no está grabada, pero las cámaras [del metro] podrán justificar todo lo que ha pasado”, ha asegurado a este medio.

El joven baja del metro en la parada de Àngel Guimerà para esperar otro tren y evitar a los guardias, según explica. Tras subirse a otro vagón, se personan otros dos vigilantes, que se dirigen directamente hacia él, quien en ese momento tenía el teléfono en la mano. Le piden que deje el móvil y le vuelven a increpar por la mascarilla, que según él, llevaba bien puesta. “Estos dos no miran a nadie en el metro, solo a mí. Han venido directamente y me han dicho lo mismo. Les explico lo que pasó con los otros dos guardias. Yo saqué mi teléfono y vino, me cogió de la silla, me quitó el móvil y me apretó el cuello. Hay un montón de gente en el metro y solo me increpan a mí. Mucha gente reaccionó y pidió que me soltaran”.

El joven pasó la noche detenido en el cuartel de la Guarda Civil de Paiporta, siendo puesto en libertad el domingo a mediodía.

El vídeo se viralizó la noche del domingo en redes sociales y numerosas personas mostraron su indignación por las imágenes, exigiendo una investigación tanto a las autoridades como a Metro Valencia, que contestó a este periodista afirmando que se están investigando los hechos.

Una de las personas que publicó el video en su red social aseguraba que el hombre fue apercibido e insultado por los guardias por llevar la mascarilla mal puesta, y que solo se dirigieron a él de todas las personas que se encontraban en el vagón del metro. Esto, según esta persona, fue lo que provocó la indignación del detenido.

También varios políticos y miembros del Govern valenciano se manifestaron en redes sociales mostrando su preocupación y su interés por esclarecer las circunstancias del suceso.