Debat sobre les actuacions policials a València durant les manifestacions pel cas Hasel

Debat al programa A La Ventura )À Punt, 19 de febrer 2021) amb el jutge Joaquim Bosch, la Fiscal Susana Gisbert, el músic i representant del Col·lectiu de Músics Ovidi Montllor, Pau Alabajos, la rapera Tesa, l’actor Xavi Castillo i el periodista Miquel Ramos. Amb la intervenció d’un representant del sindicat policial JUPOL.

L’extrema dreta tracta d’infiltrar-se en les protestes dels hostalers i ataca periodistes

Les protestes per l’hostaleria que han tingut lloc a València han comptat amb la presència d’alguns membres de l’extrema dreta, que havien cridat a acudir i que tracten de rendibilitzar el malestar del sector. Alguns dels ultres tenen també negocis d’hostaleria i contactes amb les organitzacions que convoquen les protestes, però davant el comportament d’alguns individus contra periodistes d’À Punt i La Sexta, el gremi s’ha desmarcat de l’extrema dreta.

La hostelería se rebela contra la presencia de la ultraderecha en sus actos

El sector condena la asistencia de radicales ajenos a las asociaciones que agredieron a periodistas y alerta de que es una tendencia al alza

Mateo L Belarte. València 30·01·21 Levante-EMV

La que había sido una jornada «histórica» para la hostelería y el ocio nocturno de la Comunitat Valenciana por la movilización de cientos de empresarios y trabajadores de estos sectores en protesta por su cierre y por un plan de ayudas del Consell que consideran insuficiente, terminó ensombrecida por la presencia de grupos ultraderechistas ajenos a los organizadores y que derivaron en varios episodios de agresiones a periodistas e incluso a algún representante del colectivo tras las manifestaciones del jueves en el centro de València.

Las tres asociaciones convocantes, Conhostur, Fotur y la Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería, han condenado con rotundidad lo sucedido, desmarcándose por completo de la actuación «detestable» de unos grupúsculos que «no tienen cabida en las concentraciones» del sector, según expresó la confederación que dirige Manuel Espinar en su cuenta de Twitter.

Igualmente, desde la Coordinadora remarcaron que no tienen «nada que ver» con esos grupos ultras y destacan que al percatarse de su presencia disolvieron la concentración, que estaba autorizada entre las 11 y las 12 horas, con celeridad. También desde Fotur lamentaron unas actuaciones que «manchan» el que fue un día de «unión histórica» entre las diferentes asociaciones del sector y aseguran desconocer «de dónde salen» los exaltados, aunque fuentes cercanas a los organizadores de las manifestaciones del jueves los sitúan en el entorno de empresas de seguridad privadas.

Alerta por la presencia ultra

Las agresiones a periodistas de À Punt y de LaSexta se produjeron cuando las movilizaciones, que transcurrieron en un clima de tensión por la situación crítica que atraviesan muchos profesionales del sector pero siempre de forma pacífica, ya habían concluido. Esas mismas fuentes, que prefieren mantener el anonimato, aseguran que llevan un tiempo en alerta tras haber percibido la presencia de individuos más radicalizados y vinculados a partidos de la extrema derecha en sus redes sociales. Por eso, solicitaron emplear un vocabulario «económico» en sus actos, evitando expresiones como «muerte» o «desangrar», e incluso prepararon ellas mismas la cartelería para evitar contenido gráfico «más duro». Iniciativas que no evitaron camisetas y banderas de España con lemas dirigidos al Gobierno central y vinculados a páginas web y cuentas de redes sociales del entorno ultra.

Igualmente, estas fuentes atribuyen a Vox la organización de una marcha «espontánea» de hosteleros que tuvo lugar la semana pasada en València sin contar con autorización y que culminó también en la plaza de Manises.

Se trata del habitual modus operandi de estos grupos ultraderechistas, que buscan sacar tajada de situaciones de descontento y tensión como la que viven los miles de hosteleros afectados por el cierre de su actividad para tratar de incendiar un colectivo que ha sido ejemplar hasta el momento en todas sus movilizaciones e introducir sus propias consignas. 

De hecho, desde el seno de las asociaciones alertan de que desconocidos están tratando de extender una suerte de «negacionismo hostelero» y promoviendo una «rebelión a la italiana» bajo la etiqueta #yoabro, que llama a la desobediencia de las normativas sanitarias y a la apertura de estos locales, cerrados o con restricciones en casi todo el continente, y que en Italia estuvo encabezada por el ultra Matteo Salvini.

Un movimiento que ha ido cogiendo fuerza a medida que avanzaba y persistía la pandemia, tanto en España como en Europa. Este diario ha podido comprobar la existencia de un grupo de Telegram a nivel nacional que aboga por una apertura generalizada y sin restricciones de todos los establecimientos sobre los que pesan restricciones sanitarias actualmente «a partir de un domingo de febrero», el cual no concretan. Ayer contaba con más de 6.600 miembros. 

La presencia ultra en las manifestaciones del jueves en València derivó en dos agresiones a periodistas de las que han quedado pruebas gráficas. A la izquierda, el grupo que intimidó y obligó a abandonar la plaza de Manises a dos periodistas de LaSexta. Y a la derecha la agresión a una reportera de À Punt en pleno directo para el informativo.

Violencia en directo contra el derecho a la información

La presencia ultra en las manifestaciones del jueves en València derivó en dos agresiones a periodistas de las que han quedado pruebas gráficas. A la izquierda, el grupo que intimidó y obligó a abandonar la plaza de Manises a dos periodistas de LaSexta. Y a la derecha la agresión a una reportera de À Punt en pleno directo para el informativo.

Intent de desallotjament i reokupació del CSOA L’Horta de Benimaclet

Vídeos i fotos de l’intent de desallotjament del CSOA L’Horta el passat 14 de desembre de 2020.

Recuperen el CSOA l’Horta després de l’intent de desallotjament per part de la Policia Nacional espanyola

La Policia Nacional espanyola, sense cap ordre judicial, ha canviat els panys de les portes del centre social okupat i autogestionat l’Horta. Després que els agents es retiraren, centenars de persones han tornat a alliberar l’espai, que es troba immers en un procés judicial contra la Sareb

Directa –

Aquest dilluns, 14 de desembre, al voltant de les huit del matí, un fort dispositiu de la Policia Nacional espanyola, format per almenys huit furgons ha ocupat el barri de Benimaclet de València. L’objectiu: desallotjar el Centre Social Okupat i Anarquista (CSOA) l’Horta, ubicat al final del carrer Diógenes López Mecho, junt a la plaça de les Tretze Roses. Els agents, sense cap ordre judicial i cap comunicació prèvia, han canviat els panys de les portes de l’alqueria, han instal·lat alarmes i han col·locat almenys tres portes antiokupa. Segons ha pogut comprovar la Directa, en la zona d’horta que rodeja l’edifici, hi havia almenys una persona, que l’han feta fora.

Diverses persones han respost a la crida de suport i s’han concentrat davant la porta d’entrada, però han estat encapsulades pels agents. Després de diversos moments de tensió entre les activistes i els agents i de les càrregues policials, la Policia ha abandonat l’espai i centenars de persones, membres del CSOA l’Horta i veïnes de diferents barris de València, han aconseguit entrar i han tornat a alliberar l’espai. Aquesta vesprada, a les 19.00 h, s’ha convocat una concentració en la plaça de Benimaclet en rebuig al que han considerat un “atac il·legal”.

El centre social es troba immers en un procés judicial contra la Societat de Gestió d’Actius Procedents de la Reestructuració Bancària (la Sareb), qui vol fer-se amb la propietat de l’edifici. Segons ha explicat un dels advocats i membre de la cooperativa El Rogle, Nacho Collado, en l’actualitat, la Sareb només és propietària d’una parcel·la d’horta de 100 metres quadrats, dels aproximadament dotze mil metres quadrats que composen l’espai, amb l’alqueria i els horts del seu voltant. “Aquest matí, ens hem adonat que la nota simple no era de la casa. S’ha produït un desallotjament en un lloc en què no constava cap procés”, explica Collado, fent referència al fet que l’actuació policial d’aquest matí s’hauria d’haver limitat només a una parcel·la de l’espai i, per tant, l’actuació ha sigut completament “il·legal”. L’assemblea del CSOA l’Horta, qui demanarà responsabilitats per l’intent de desallotjament de l’alqueria, ha guanyat ja dos dels quatre procediments judicials iniciats per la Sareb, i subratlla que tots es van impugnar, perquè no es van realitzar correctament. “Hi havia una manca d’informació perquè no ens arribara cap notificació”, asseguren.

Els agents han accedit a l’espai i han canviat els panys de les portes de l’alqueria

El CSOA l’Horta del barri de Benimaclet de València naix en l’any 2012 de la voluntat i l’esforç d’un grup de persones que volien dotar a València d’un espai de trobada per a col·lectius, així com enriquir el teixit social de la ciutat. Des dels seus inicis, les seues membres han treballat per crear un ambient “exempt de relacions de dominació i submissió”, apostant per l’organització assembleària i horitzontal, l’autogestió, la solidaritat i la reciprocitat.

Tot comença a finals de març de 2012, quan al caliu del Moviment 15-M i seguint l’exemple del moviment llibertari de la dècada dels 90, una trentena de joves van reapropiar-se d’una alqueria abandonada. Aquesta havia sigut propietat d’una família, que l’havia utilitzada com a local de la seua floristeria. Tanmateix, els processos d’especulació urbanística a l’horta de València amenaçaren el futur del negoci i comportaren que la família es desfera d’ella en l’any 2003. Més tard, va ser ocupada per una família en situació de vulnerabilitat i també per altres joves, fins que l’assemblea del CSOA l’Horta va decidir “treure la parcel·la del gueto, portar-la a primera línia política i crear un espai d’autonomia i resistència”.

GALERIA DE FOTOS DE GERMAN CABALLERO (Levante-EMV)

GALERIA DE FOTOS D’EVA MAÑEZ (València Plaza)

Escenas del antifascismo en los ’90: Richard, Guillem, Lucrecia (Barrio Canino Radio)

Podcast Radio Canino 13/12/2020

Esta semana hablamos de antifascismo en Madrid y alrededores durante la década de los ’90. Con la aparición de grupos neonazis en nuestros barrios llegaron las pintadas y los carteles, después las provocaciones, más tarde las agresiones y finalmente los asesinatos. La historia de Guillem, de Richard, de Lucrecia, y de tantos otros, es la historia de la lucha antifascista, que prolongamos más allá de los ’90, para hablar también del asesinato de Carlos Palomino, y también más allá de Madrid, para irnos a Valencia y recordar también a Guillem Agulló.

En este programa hablamos con Quini de ContrahistoriaBerto de Móstoles Antifascista (M.A.F.)Henar del colectivo Alkorkón CombativoLukas, militante arcaico en el antifascismo madrileño y, desde Valencia hablamos también con Miquel Ramos, periodista, músico y militante antifascista.

Hace 25 años unos fascistas asesinaron a Ricardo Rodríguez García (Richard para sus amistades) en el polígono de Costa Polvoranca, en Alcorcón. Ese año, 1995, la ultraderecha en España asesinó a un total de cinco personas, incluyendo a Richard: Gabriel Doblado Sánchez, un anciano de 60 años en Barcelona; Eduardo García, guardia civil, en Barcelona; David Martín, 21 años, en Arganda del Rey (Madrid); y Miguel Blanco, joven toxicómano en Barcelona.

Nos gustaría decir que aquello fue un pico puntual, pero durante los años 90 el goteo de agresiones y asesinatos fue constante. Tres personas más aesinadas en el 97. Cuatro en el 98. Seis en el 99 y otras tantas en el 2000. Y aquí paramos, pero la lista sigue. Es difícil decir la cantidad exacta, pero se calcula que hay 4.000 agresiones racistas cada año y que 74 personas han sido asesinadas en el estado español en agresiones relacionadas con la extrema derecha. Inmigrantes, indigentes, prostitutas, jóvenes antifascistas, aficionados al fútbol o gente que simplemente se cruzaba en su camino, sin más.

Personas que debemos tener en la memoria y en el recuerdo. Lo particular del asesinato de Richard en Alcorcón es que se trataba de un conocido militante antifascista. Su asesinato fue ideológico. Desde entonces sus compas le recuerdan año tras año, con manifestaciones, campañas y actos de diversa índole. Y este año 2020 han editado un fanzine conmemorativo: «25 años sin ti. 25 años contigo. Richard, hermano, nosotrxs no olvidamos». Un texto tomando el asesinato de Richard como centro narrativo recorre el movimiento antifascista en Madrid en la década de los noventa.

Y eso es lo que vamos a hacer en el programa de hoy. El texto nos ha tocado la fibra, ya que muchas de las que hacemos este programa nos formamos con el movimiento antifascista en los noventa. Una época especialmente conflictiva, en la que el fenómeno de los skinheads nazis tomó las calles para agredir a toda persona que considerasen un objetivo a eliminar: izquierdistas, inmigrantes, personas racializadas, toxicómanos e indigentes. En Madrid, Barcelona, Valencia y tantas otras ciudades. Un movimiento muy organizado que aunque rompía formalmente con la extrema derecha nostálgica, seguía teniendo con ella unos nexos de unión e intereses comunes.

Todas vivimos su violencia. A veces fatal. Pero donde haya fascismo, existirá un movimiento antifascista para hacerle frente. Ocurrió en la italia fascista, en la alemania nazi y en la España nacionalcatólica. Y volvió a ocurrir cuando el neofascismo volvió a resurgir con fuerza en los ochenta y los noventa.

Allí estuvimos. Unas veces con más fuerza, otras con menos. Con diferentes enfoques y diferentes estrategias. Pero siempre plantando cara al fascismo.

Y seguimos rindiendo el mejor homenaje a quienes ya no están. Algo que se repite una y otra vez en el fanzine conmemorativo de Richard:

«El mejor homenaje: continuar la lucha. Ni olvido ni perdón».

Tracklist:01: Poison Girls – «Bully boys»02: Bleed the Pigs – «Supremacy»03: Non Servium – «Antinazis»04: Sonic Youth – «Youth against fascism»05: Antitodo – «Romper España»06: Obrint Pas – «A Guillem + No tingues por»07: Billy Bragg and Wilco – «All you fascists»

“Nosotros celebramos la vida”: Una descendiente de víctimas del Holocausto contesta a la extrema derecha en el Ayuntamiento de València

“Nosotros no debatimos con nazis ni con fascistas. Nosotros conocemos bien a los nazis y a los fascistas. Mi familia y yo, más de lo que quisiera.” Liliana Cordova contestaba así al líder del partido ultraderechista España2000, en un pleno en el que se debatía una moción sobre la manifestación neonazi del pasado 12 de octubre en Benimaclet. 

Miquel Ramos 29 OCT 2020 El Salto

La concejala de igualdad y políticas de género y LGTB del Ayuntamiento de València, Lucía Beamud, con el apoyo del PSPV-PSOE, presentaban esta mañana una moción en la que instaba al Gobierno de España y al Congreso, a través de sus grupos parlamentarios, “a promover las modificaciones legislativas necesarias que permitan la ilegalización de toda organización que promueva entre sus propuestas e ideario el racismo, la xenofobia, la intolerancia y la justificación de la violencia”, así como a apoyar la futura ley de memoria democrática d el Gobierno de España.

El pasado 12 de octubre, poco más de 50 neonazis desfilaron por el barrio valenciano de Benimaclet escoltados por un amplio dispositivo policial que mantuvo cercados a más de un millar de vecinos que protestaban contra la marcha de antorchas convocada por España2000. Los manifestantes ultraderechistas lucieron banderas nazis y fascistas y corearon gritos celebrando el asesinato de Guillem Agulló, el joven valenciano al que un neonazi quitó la vida en 1993 de un navajazo en el corazón.

En el texto de la moción, al cual ha tenido acceso El Salto, se recuerda que “en la marcha organizada por la extrema derecha se fomentó el odio y la discriminación” y que “estos grupúsculos que promueven la violencia contra los inmigrantes, las personas LGTBI, los indigentes y los antifascistas amenazan la convivencia pacífica de nuestra ciudad”. Precisamente en esa línea ha intervenido Liliana Kaczerginski Cordova, que se ha presentado como “una mujer vecina de Benimaclet, judía, hija y nieta de represaliados y víctimas de los nazis durante el genocidio llevado a cabo hace 80 años en Europa”.

Con motivo de esta moción, la organización de extrema derecha Mi Tierra CV, liderada por el agitador ultra del mundo fallero Pepe Herrero, solicitó intervenir de acuerdo con el reglamento, que permite a organizaciones legalmente registradas tener voz en los plenos. Herrero propuso para la intervención solicitada al presidente del partido ultraderechista España2000, José Luís Roberto. Lo que no esperaba el líder ultra, es que su discurso sería rebatido por una hija de supervivientes del Holocausto. Una mujer judía vecina del barrio de Benimaclet, que estuvo en primera fila durante las protestas antifascistas el pasado día 12.

En representación de l’Associació de Families d’Alumnes del colegio público Pare Català (en Benimaclet) y también “de todas las entidades que firmaron el manifiesto contra el odio a propósito de la marcha fascista”, Kaczerginski ha hecho alusión a lo minoritario de la marcha de la extrema derecha —50 personas y de fuera del barrio—: “Sabemos que la organización que convocó aquella marcha fascista es totalmente irrelevante. Es absolutamente marginal y no representa en absoluto a la sociedad valenciana”.

“Benimaclet, como toda la ciudad de València, ha sido y es una ciudad mestiza, de encuentro de culturas, religiones, lenguas y nacionalidades, donde su diversidad histórica es una seña de identidad que la hace todavía más grande y más abierta al mundo.” Liliana Kaczerginski tomó la palabra tras la intervención del conocido líder ultra, cuyo partido ha perdido los pocos concejales que tenía en el País Valencià y cuyos actos son secundados por los escasos militantes y simpatizantes que le quedan.

Kaczerginski ha reivindicado su origen judío, y ha recordado que doce miembros de su familia fueron fusilados por los nazis cuando estos entraron a Vilna, la capital de Lituania. “Nosotros representamos la vida. La diversidad. La convivencia. La democracia. Ustedes, con sus esvásticas, sus símbolos nazis, sus brazos en alto y su pose matonil, la más absoluta derrota. Porque fueron derrotados. En la Segunda Guerra Mundial y en Benimaclet. No lo olviden. Porque al día siguiente, el barrio siguió su vida normal. Sin ustedes. Sin su odio. Sin sus esvásticas.”

En su discurso, Kaczerginski también recordó que quien preside la organización que ha propuesto hablar al líder de España2000, está investigado por los incidentes del 9 d’Octubre de 2017, donde un grupo de neonazis y ultraderechistas agredió a varios asistentes a la manifestación valencianista e impidió el normal transcurso de la misma. “Todos vimos las palizas, los insultos y las amenazas de una pandilla de cobardes neonazis, que hoy, igual que quien preside esa entidad que pidió hablar, están a la espera de juicio por tales hechos.”

Pepe Herrero, presidente de Mi Tierra CV, no ha cesado de reivindicar en sus redes sociales su papel activo en la convocatoria de los ultraderechistas para impedir la manifestación valencianista de 2017, a pesar de estar investigado por ello. Recientemente, ha aparecido en diversos actos junto al líder de España2000, también en la manifestación fascista de Benimaclet. Kaczerginski recordó también que España2000 “premió precisamente a otro individuo que participó en aquellos incidentes. Concretamente, a un conocido neonazi que también está investigado en la misma causa, y al que todo el mundo vio, retransmitido en directo por la televisión, como agredía a varias personas.”

La aparición del líder de España2000 en el pleno ha sido un hecho inédito, pero ha conseguido el efecto contrario al que pretendía. Su discurso se ha basado en el victimismo, reivindicando su derecho constitucional de manifestación y acusando a los antifascistas de instigar al odio y de agredir a manifestantes de extrema derecha, refiriéndose a la detención de tres jóvenes antifascistas una hora antes. Roberto ha hecho referencia al atestado policial, que, según contó el periodista Joan cantarero en Público, “de los cinco (denunciantes) solo cuatro optaron por denunciar, asegurando que tampoco podrían identificar a sus ”agresores“, según consta en sendas declaraciones con formato y redacción calcada, realizadas al día siguiente de los hechos, el martes 13, entre las 11.00 de la mañana y las 13.30 horas.

También ha defendido la legalidad de la bandera franquista del águila de San Juan y la de Falange, una organización legal en España. Roberto, con la voz entrecortada y notablemente nervioso y emocionado, ha pedido a los concejales presentes que votaran en contra de la moción.

“Por mucho que lo intente, la sociedad valenciana no le hace ni caso. Por eso a sus actos no van nunca más de 50 personas. Y por eso nunca han tenido representación en esta ciudad. Ni la tendrá.”

Kaczerginski cerró su intervención dirigiéndose al líder ultraderechista: “Por mucho que lo intente, la sociedad valenciana no le hace ni caso. Por eso a sus actos no van nunca más de 50 personas. Y por eso nunca han tenido representación en esta ciudad. Ni la tendrá.”

Finalmente, la moción ha sido aprobada con los votos a favor de Compromís, PSPV-PSOE y VOX, y la abstención de PP y Cs. El alcalde de València, Joan Ribó, publicaba en su Twitter una vez finalizado el pleno, una foto con Kaczerginski junto a otras imágenes de la protesta antifascista de Benimaclet y del mismo pleno, con el texto: Orgulloso de una # Valencia abierta y diversa, que apuesta por las libertades. Orgulloso de un barrio de Benimaclet que hace frente al fascismo y a la simbología neonazi.”