Un concejal de Vox vota contra el reconocimiento a cuatro prisioneros españoles en los campos nazis

19/01/2020 per Miquel Ramos

Fidel Valcarce, único concejal del partido ultraderechista en la localidad valenciana de Bétera, se opone a un homenaje a cuatro vecinos que estuvieron presos en los campos de concentración nazis, de los que solo sobrevivió uno.

Miquel Ramos – 19 enero 2020 – Una lectura de 3 minutos

“Yo no voy a debatir quiénes lo hicieron bien y quiénes lo hicieron mal. Mi forma de pensar es que el reconocimiento hay que hacerlo a todos los que lucharon por la libertad en un bando o en el otro.” Así se expresó el pasado 13 de enero el concejal del partido ultraderechista Vox y exmilitar en Bétera, Fidel Valcarce, para justificar su voto contrario a homenajear a cuatro vecinos de la localidad valenciana que fueron confinados en varios campos de exterminio nazis. Los hermanos Francisco y José Ten Campos, Vicente Miralles Aloy y Eduardo Campos Falomir fueron arrestados en la Francia ocupada por los nazis y enviados a varios campos de concentración.

El historiador local y antiguo profesor Jorge Alonso descubrió el destino de estos cuatro vecinos de Bétera y ha promovido los actos de homenaje aprobados por todos los grupos políticos del Ayuntamiento (PP, PSOE, Compromís, Cs, Mas Camarena-Torre En Conill) , a pesar del voto negativo de la ultraderecha. La moción “pretende recordar, divulgar y rendir homenaje a los cuatro beteranos olvidados que hace setenta y cinco años estuvieron en los campos de concentración nazis (Mauthausen, Gusen, Dachau y Buchenwald). Personas que deben permanecer en la memoria ciudadana. El recuerdo de estos beteranos que por cuestiones políticas y por defender la causa republicana fueron víctimas del fascismo y nazismo.”

En un pleno en el que previamente se había acordado que no habría ninguna intervención, el concejal de Vox insistió en tomar la palabra y reivindicar su negativa a reconocer a las víctimas de los nazis. “Creo que igual sufrieron los de un bando como los de otro. Hay víctimas de ambos bandos, por lo tanto, estamos en contra de que se reconozcan los de un bando y los del otro no. (…) Seguimos luchando contra las opiniones que no nos gustan, porque creo que son discriminatorias.”

Valcarce equiparaba así a los nazis y a sus víctimas. “Yo respeto profundamente a aquellas personas que se juegan su vida por defender los ideales en los que creen, sean acertados o equivocados”, argumentó.

Los hermanos Ten Campos, calificados como “rojos españoles” (Rotspanier) por los nazis, terminarían prisioneros en Mauthausen junto a 7.530 españoles y españolas más. Entre este campo y el de Gusen, separados por unos cinco kilómetros, morirían junto a los hermanos de Bétera un total de 4.816 españoles.

Eduardo Campos Falomir, con tan solo 23 años, murió el 11 de abril de 1945 durante la rebelión de los prisioneros del campo de concentración nazi de Buchenwald ante la llegada de los soldados norteamericanos, que liberaron el campo ese mismo día.

Miralles Aloy fue director de la banda municipal de Anna y al estallar la guerra combatió en el bando republicano. Huyó a Francia y fue arrestado y deportado al campo de exterminio nazi de Dachau, a pocos kilómetros de Múnich, junto a otros 604 españoles. Fue el único vecino de Bétera prisionero de los nazis que logró sobrevivir tras ser liberado por el ejército norteamericano en abril de 1945. Murió en Francia en 1960 sin haber vuelto nunca a su localidad natal, que le rendirá homenaje junto a sus tres paisanos el próximo 28 de marzo a pesar de la oposición del partido ultraderechista.