Dos personas asesinadas en un bar LGTBI de Bratislava en un ataque neonazi

01/12/2022 per Miquel Ramos

El supuesto autor de los hechos fue hallado muerto horas después. Previamente había publicado un manifiesto en sus redes sociales donde justificaba la acción y amenazaba a judíos, migrantes y personas LGTBI.

Miquel Ramos – La Marea – 13 de octubre 2022

Un hombre armado ha asesinado a tiros a dos personas que se encontraban en un bar LGTBI de Bratislava y ha causado heridas a otra persona más. Los hechos ocurrieron este miércoles sobre las siete de la tarde. Juraj K., un estudiante de 19 años, había publicado momentos antes un manifiesto en sus redes sociales titulado Una llamada a las armas, en el que justificaba el ataque y arremetía contra las personas migrantes, judías y el colectivo LGTBI:

“Todos sabemos quiénes son las principales ‘personas’ responsables, cuyas cabezas (y narices) deben estar en el tajo, a quién culpar de todo este lío. A quién culpar por el aumento descontrolado de la inmigración no blanca a Europa y los Estados Unidos. A quién culpar por el aumento de la degeneración, la mariconería, el transexualismo, la desviación de todas las formas. A quién culpar por el lavado de cerebro masivo del público a través de los medios, periódicos y ahora las redes sociales. A quién culpar por esclavizarnos financieramente. Y, más recientemente, a quién culpar por impulsar una forma de control social completo, un ‘pase de buen chico’ para las personas que simplemente toman un golpe totalmente seguro, para que ZOG sepa que son un buen ganado obediente”.

El manifiesto consta de 65 páginas y es un alegato similar al que hicieron público terroristas neonazis como el noruego Anders Breivik, autor del asesinato de 77 personas en 2011, o el neozelandés Brenton Tarrant (a quien cita en el texto), que ejecutó a 51 personas en una mezquita de Christchurch en 2019. En su página inicial, el escrito del eslovaco contiene el símbolo nazi del sol negro, ligado al ocultismo nazi y usado habitualmente por neonazis de todo el mundo. El manifiesto de Tarrant también tenía una portada similar, y el neonazi que intentó asesinar a la expresidenta argentina Cristina Kirschner lo llevaba tatuado. Este símbolo también formaba parte del logo del batallón neonazi Azov que combate en Ucrania.  

El texto, plagado de declaraciones racistas, LGTBIfóbicas y llamadas a la violencia, advierte del supuesto peligro que corre la raza blanca, y señala a un complot judío mundial que favorece las migraciones y las mezclas raciales. Esta conspiración es conocida como la Teoría del Gran Reemplazo, esgrimida en sus múltiples versiones también por políticos ultraderechistas. “Desde las instituciones multilaterales o gobiernos como el español se sigue promoviendo la inmigración masiva y desordenada con la excusa de resolver el problema demográfico, apoyando un auténtico reemplazo generacional y poblacional en Europa”, dijo el eurodiputado de Vox, Jorge Buxadé, en una conferencia de la Red Europea de Política Migratoria y Control de Fronteras integrada por formaciones de la extrema derecha europea.

El supuesto autor de los hechos fue encontrado muerto horas después del atentado, en circunstancias todavía no esclarecidas. Según informa la BBC, fue identificado en medios eslovacos como hijo de un excandidato de un partido de extrema derecha. La presidenta eslovaca, Zuzana Caputová, manifestó su condena al atentado y llamó a combatir la discriminación y los discursos de odio contra el colectivo LGTBI: “Mis pensamientos están con las víctimas inocentes del tiroteo de ayer en Bratislava y con aquellos que ya no se sienten seguros después”, remarcó.