‘El Credo’, el documental que retrata la lucha popular contra los neonazis de Mar del Plata

01/07/2020 per Miquel Ramos

La Marea’ publica el documental y habla con su director, Alan Sasiain, quien subraya la importancia del trabajo antifascista para combatir a estas bandas que siembran las calles de odio y violencia.

Miquel Ramos 30 juny 2020

En abril se estrenó en Internet el documental El Credo, del director Alan Sasiain, que explica la historia del grupo neonazi Bandera Negra, que durante años sembró de odio y violencia la ciudad de Mar del Plata. En 2018 se había estrenado en la 33 edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y posteriormente recorrió varios festivales latinoamericanos. Hoy ya se puede ver en todo el mundo a través de Youtube o Vimeo. Hemos entrevistado a su director, que tiene previsto realizar una gira el próximo año para presentarlo en otros países. Nosotras, con su permiso, lo ofrecemos a nuestros lectores junto a esta conversación.

El documental sigue la pista de varios jóvenes neonazis de la ciudad argentina y su escalada violenta contra activistas de izquierdas, feministas, migrantes y transexuales entre 2014 y 2015. Liderados por un carismático personaje de trayectoria ultranacionalista, los neonazis campan a sus anchas ante la pasividad y la connivencia de la policía.

Esta situación de desamparo que sentían las víctimas, así como la cada vez más violenta actividad de los neonazis, motivó que varios movimientos sociales de la ciudad empezaran a organizarse para hacerles frente en las calles, así como denunciarles en los medios de comunicación y en los juzgados.

“Hay un sentido común que dice que esta gente no existe, no en nuestro país. Y la verdad es que hay varias razones que promueven esta idea. Una de ellas la encontramos en la justicia federal. No hay antecedentes de juicios ni condenas ligadas a la promoción de ideas fascistas. Es evidente que estos grupos empiezan a preocupar cuando comienzan a pasar a la acción, que es justamente lo que ocurrió a partir de 2014 en Mar del Plata”, explica el director del documental a La Marea.

Alan Sasiain y Javier Blasco realizaron una minuciosa investigación sobre el origen de los neonazis de Mar del Plata. En esta ciudad, además, nació y vivió el director del documental durante 20 años. Allí conoció a muchos activistas y movimientos sociales de izquierdas. Según explicaba en un medio argentino, uno de los hechos que le motivó para documentar esta historia fue descubrir que entre los neonazis se encontraba un antiguo colega suyo, con quien había acudido a conciertos de punk años atrás.

“Ya en esa época, a principios de los 2000, se sabía que había grupos con características neonazis en la ciudad, pero estos no eran públicos. Al echar un vistazo a los posibles antecedentes en Argentina puede verse que el desarrollo de estos grupos ‘discriminadores’ se concentra en la capital, en la ciudad de Buenos Aires. Desde la vuelta de la democracia en el año 1983 ha habido incidentes y hasta homicidios vinculados con estos grupos, pero siempre con una atención marginal. Nunca han puesto el foco (en ellos) los medios masivos ni la sociedad en general”, señala Sasiain.

La historia de Bandera Negra, la banda neonazi que retrata el documental, es bastante similar a la de otros grupos neonazis que también hemos conocido en el Estado español. Sus jerarquías, su retórica y sus estrategias se parecen siempre mucho. “Hay un personaje que aglutina a todas estas personas que estaban dispersas y las agrupa políticamente. Les instiga a cometer delitos xenófobos, racistas, homófobos y macartistas de todo tipo. Después de estos ataques ocurre el hecho más violento donde casi matan a un joven anarquista”.

El documental cuenta con testimonios de varias víctimas, de los activistas que deciden combatirlos y de las sesiones del juicio con las declaraciones de todas las partes. “La presión ejercida por las distintas organizaciones políticas y activistas locales lleva a que la justicia actúe: por fin detienen a los violentos”. El director destaca la labor de los grupos antifascistas de la ciudad, que se dedicaron durante mucho tiempo a monitorizar al grupo neonazi y conseguir por fin su detención. Sin embargo, a lo largo del documental se puede apreciar la benevolencia con la que se trataba a este grupo, e incluso la connivencia de la policía en algunos casos.

El relato de los neonazis durante el juicio es del todo esclarecedor, aunque suele ser el habitual. Todo ese orgullo y honor que lucen a menudo, ante un tribunal se convierte en un juego, en tonterías de jóvenes que solo quieren provocar, hasta el punto de renegar públicamente de esos ideales tan gloriosos y eternos que reivindican. Se ve en el juicio de los neonazis argentinos, pero lo hemos visto a menudo en otros procesos similares en España y otras partes del mundo. Sin querer desvelar el contenido y el desenlace del documental, que invitamos a visionar, el proceso judicial resulta muy interesante para conocer el procedimiento habitual de estas bandas violentas: primero, cuando se sienten impunes e invencibles, y luego cuando se les planta cara y se les lleva ante la justicia.

El director destaca la labor de la lucha popular contra estos grupos y la movilización en las calles, más allá de la acción de la justicia.

“Hemos recibido algunas intimidaciones, pero nos sentimos protegidos por todos aquellos que le dan pelea a estas ideas. Decididamente tomamos partido por estas ideas, y sabemos y queremos no caerles bien a estos u otros fachos. Esperamos que esta experiencia que documentamos sirva para promover ideas antifascistas y de combate contra el fascismo. Sabemos que estos grupos son mucho más fuertes en Europa y Estados Unidos que en Latinoamérica, ya que sus sistemas democráticos incorporan y asimilan a estos grupos más que rechazarlos. Sabemos que no son ninguna anécdota. Con la crisis mundial que nos propone el capitalismo estos grupos están y estarán a la orden del día. De ahí la necesidad de organizarse para combatirlos”, finaliza el director.

Puedes leer todos los materiales del especial #LMAntifascista aquí