Archivan la denuncia a policías y mantienen la acusación a activistas heridos en un desahucio

La decisión judicial ignora, según el letrado de la defensa, el vídeo aportado a la causa, que muestra los hechos.

La Marea, 28 mayo 2021. Miquel Ramos

El juzgado de primera instancia nº 5 de Alcorcón (Madrid) ha archivado las denuncias de varios activistas por los golpes recibidos durante una carga policial posterior a la paralización del desahucio de una mujer y sus cuatro hijos en septiembre de 2019. No obstante, se mantiene la acusación contra tres personas que resultaron detenidas por haber, supuestamente, agredido a los agentes. 

Según las declaraciones de los agentes y de los cerrajeros que actuaron, a quienes los manifestantes identificaron como miembros de una empresa que se dedica a ejecutar desahucios, los activistas golpearon la furgoneta de estos y les impidieron el paso. Fue entonces cuando varios agentes de la Policía Nacional intercedieron y cargaron, lo que causó heridas a cinco personas y dos de ellas fueron detenidas. 

Vídeo en torno al desahucio

Esta decisión judicial ignora, según el letrado de la defensa, el vídeo aportado a la causa. Según consta en el recurso que ha presentado este abogado, “[en] el vídeo es tan evidente y objetivo lo que sucede que es difícil comprender el tenor del auto objeto del recurso”, y califica de “ciertamente sorprendente y frustrante” que el juzgado de instancia indique que la actuación de la Policía es proporcionada y en el ejercicio legítimo de su cargo, “además de anticipar el debate que debe quedar precluido al acto del juicio oral”. El letrado hace referencia a las lesiones de sus clientes, “de una claridad y brutalidad manifiesta”, para oponerse al archivo de la causa sobre las mismas.

La versión de los investigados es totalmente distinta, y se remonta a meses antes, cuando, según una de las activistas, varios de sus compañeros empezaron a recibir amenazas y coacciones por parte de varios miembros de una empresa de desahucios, tratando de intimidarlos. Según su denuncia, hombres corpulentos, con ropas negras y con actitud desafiante iban incluso a los domicilios de los miembros de los colectivos del barrio para advertirles que no se interpusieran ante los desahucios. 

Es por esto que, el día del desahucio fallido identificaron a varios de los supuestos “cerrajeros” como miembros de este grupo, explica una de las personas imputadas. “La Policía avisó a estos hombres y se retiran a una furgoneta que estaba enfrente de la convocatoria. Al pasar al lado de los manifestantes, empiezan a señalarles y a reírse de ellos antes de marcharse”, asegura. Los manifestantes, según su versión, les gritaron desde la distancia, ya que el dispositivo policial los separó desde el primer momento. 

Heridas por golpes

Según las personas investigadas, incluso se aportó a la causa un vídeo grabado desde dentro de dicha furgoneta donde se observa que los manifestantes están a cierta distancia. Aun así, los agentes, siempre de acuerdo con la versión de los manifestantes, empezaron a golpearles sin motivo alguno: “Uno de los policías propina un puñetazo en la cara a uno de los compañeros”, iniciando así la secuencia que recoge el vídeo, explica una de las personas heridas, que tuvo que ser atendida en el hospital por un golpe de porra en la cabeza que requirió siete grapas. 

Según el juez, el vídeo «no recoge el principio de los hechos que motivan la actuación policial, y en la que en todo caso se recoge cómo los agentes de la policía intentan que los manifestantes se retiren del lugar de los hechos”. 

Las dos personas detenidas durante los incidentes y una tercera son investigadas por un presunto delito de alteración del orden público, atentado agente de la autoridad y delito leve de lesiones. El abogado de la defensa ha presentado un recurso de apelación por vulneración de derechos fundamentales: “No existe prueba alguna de la comisión por mis representados de ilícito alguno; es más, de nuevo en los vídeos se acredita su nulo acometimiento frente a ningún agente, por lo que en este sentido sí debe decretarse el sobreseimiento libre de los mismos, por cuanto no existe ni prueba ni indicio alguno, puesto que el atestado redactado por los agentes es refutado de forma objetiva por los vídeos obrantes en la causa».

Entrevista.Deportación de migrantes en Ceuta: “El Mediterráneo es una fosa común, mueren miles de personas”

En Alerta Spoiler hoy conversamos con Miquel Ramos, periodista del NYT en español, Público, TV3 y otros medios, quién reside en el Estado español sobre la brutalidad del Gobierno español que expulsó miles de migrantes en Ceuta.

Jueves 20 de mayo Izquierda Diario (Argentina)

Aquí te dejamos las principales definiciones de Ramos, y te invitamos a ver la entrevista completa. “El Gobierno de España tiene un convenio con marruecos para controlar que las personas no crucen las fronteras.”  “Marruecos dejó que crucen las fronteras para presionar a España y la UE en otros asuntos.”  “El gobierno de España emplazó al ejército para controlar las 6 mil personas que vinieron”  “Marruecos se aprovecha de las necesidades de la gente que emigra para poner a España en aprietos, para chantajear a la UE”. “Las personas llegaron nadando a Ceuta.”  “La necesidad de migrar está por encima de cualquier política migratoria que pueda implementar Europa.”  “Europa paga a estos países para que los migrantes no lleguen al continente.”  “La única política migratoria europea es la militarización y la paga a países africanos para que no abran las fronteras”  “El rey de marruecos es un dictador que vive en la más absoluta opulencia mientras tiene a su pueblo muerto de hambre.”  “El Mediterráneo es una gran fosa común donde mueren miles de personas por no existir vías seguras para llegar a Europa.”  “Europa entiende la migración como si fuese una amenaza o terrorismo.”  “Europa instrumentaliza la inmigración como fuerza de trabajo por encima de personas con necesidades”  “Toda persona que llegue a un país de forma irregular tiene derecho a que se analice su situación por ley”  “Aquí no se ha analizado la situación de la gente, se la ha devuelto en caliente a marruecos sin tener en cuenta sus DDHH”  “Hay connivencia de autoridades europeas en estas deportaciones.”  “La población de Marruecos está sometida a una dictadura, están empobrecidos por falta de trabajo y servicios.”  “En España se aprovechan de la vulnerabilidad de esta gente, se basan en la explotación de los migrantes.”  “La población marroquí es rehén de su gobierno y de la complicidad europea.”  “Hace unos años agentes de la guardia civil dispararon contra personas que nadaban hacia la costa con varias personas muertas quedando impunes”  “Las vulneraciones de los DDHH en las fronteras son constantes”  “En España existe una prisión especial para personas que inmigraron de forma irregular”  “Son deportados de forma irregular y hasta en condición de sedación”  “Las mafias muchas veces son las que se aprovechan de estas personas para hacer negocios con estas personas”

La impunitat de l’extrema dreta al País Valencià

El programa Zoom (À Punt) analitza les agressions i actes violents de l’extrema dreta valenciana, que la premsa ha recollit en els últims 50 anys. Entre les que figures morts; agressions; atacas a seus, locals i monuments; atemptats amb explosius, incendis i boicots

Más allá del abrazo de Luna: las dictaduras amigas y la externalización de las fronteras de la UE

Sobre la crisis humanitaria en Ceuta tras la llegada de miles de personas migrantes: Lo que hay más allá del gesto humanitario de las personas que trabajan rescatando personas en Ceuta. Las políticas migratorias de la UE, la externalización de las fronteras para que nos hagan el trabajo sucio, y lo que cuesta llamar dictadura a algunos regímenes que vulneran constantemente los derechos humanos.

Un foro privado de policías dedica insultos machistas y racistas a miembros del Gobierno y de Unidas Podemos

En el grupo de discusión, llamado Primavera Española e integrado por 15.000 agentes, algunos justifican o dudan de la veracidad de los ataques y las amenazas al candidato de UP a las elecciones de Madrid, Pablo Iglesias, y al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska: “Quien siembra vientos, recoge tempestades”.

Miquel Ramos – La Marea – 29 abril 2021

El grupo Primavera Española del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) lleva activo desde el 24 de febrero de 2012. En él se encuentra numerosa información útil para los funcionarios de la Policía, donde los más de 15.000 usuarios comparten sus experiencias, dudas e impresiones sobre temas laborales y de seguridad pública. Para ingresar, los moderadores exigen credenciales que acrediten la pertenencia al CNP: el número del Documento Nacional de Identidad, el número de placa y el lugar de destino. Así se evita que nadie ajeno al Cuerpo ingrese en este foro. No se trata de un grupo oficial sino de una iniciativa privada de supuestos miembros del CNP que quisieron conectar a los trabajadores del cuerpo para interactuar y ayudarse en cuestiones básicas relacionadas con su oficio.

Las normas que figuran en la información relativa al mismo avisan de que “cada miembro es responsable” de las opiniones vertidas en el grupo, y que los moderadores y administradores no se hacen responsables “de ellos ni de sus consecuencias”. También advierten de que “cualquier tema relacionado con sindicatos o partidos políticos que puedan crear discordia, no será publicado”.

Apenas hay publicaciones sobre política. La mayoría del contenido está relacionado con temas laborales y el tono es absolutamente cordial. Sin embargo, la publicación de varias noticias referidas a la campaña electoral madrileña, y concretamente, a Unidas Podemos y a su candidato a la presidencia, Pablo Iglesias, han dado rienda suelta a numerosos comentarios denigrantes, machistas y racistas que algunos funcionarios que forman parte de este grupo han decidido denunciar.

La publicación de un fragmento de la entrevista realizada por El Salto a Iglesias, en el que se habla sobre las cartas amenazantes recibidas, ha desatado una ola de comentarios injuriosos hacia el candidato de UP y la ministra de Igualdad, Irene Montero. Iglesias, que en la entrevista remarca el argot policial usado en las cartas, y que, posiblemente, el autor de los envíos pretendía dar a entender que estaba vinculado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, es tildado de “hijo de la gran puta, rata, escoria, basura…” por uno de los miembros del grupo. Y explica por qué no es más explícito en lo que haría con Iglesias: “xq voy abrochado, cerdo”.

Otro usuario responde haciendo referencia a su compañera, la ministra Montero, e indicando que le gustaría tener relaciones sexuales con ella. A lo que un tercero responde: “Pues qué asco!”, exclamación a la que añade detalles de una extrema obscenidad.

Estos comentarios, a pesar de vulnerar las normas que el propio grupo detalla en su descripción, obtienen varios “me gusta” por parte de otros usuarios, y ningún reproche. Es más, en la entrevista, Iglesias afirma tener amigos policías y conocer a varios que trabajan con él, a lo que algunos usuarios responden con incredulidad y con comentarios como: “Amigos policías dice la rata, jajajajaja ya te gustaría”, “que trabajen como policías no significa que lo sean”, “policías son, otra cosa es que los podamos llamar compañeros” o “hay traidores que le lamen el culo”.

Insinuaciones complotistas

También recientemente se publicaron varias noticias sobre el envío de cartas amenazantes con balas a varios políticos. En una de estas, en la que aparece el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se publicaron diversos comentarios sugiriendo que se trataba de un montaje: “Se las ha mandado la que pintó la sede de Podemos… No saben qué hacer para rascar votos y crispar a la gente, son basura”. Otros usuarios van más allá, y justifican las amenazas de muerte: “quien siembra vientos, recoge tempestades”.

Otro comentario afirma que “la extrema derecha no existe”, y que no se cree “ni jarto de vino” las amenazas de muerte recibidas por estos políticos. “Y ahora nos tenemos que creer que a la Directora de la Guardia Civil, al mismísimo Ministro del Interior y al reciente ex Vicepresidente del Gobierno les han llegado varios cartuchos en una carta, y ningún escaner los ha detectado???? (…) la extrema izquierda ya ha demostrado demasiadas veces lo mentirosos, tramposos y los pocos escrúpulos que tienen a la hora de pelear por unas elecciones, como el falso ataque a la sede de Podemos de Murcia”.

Otro usuario del grupo de Facebook publicó un fragmento de la entrevista que realizó Antonio García Ferreras a Pablo Iglesias el pasado 28 de abril, en la que ambos debatían sobre la actitud de Podemos ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE). Ferreras acusó a Iglesias de no mostrar un apoyo explícito a los funcionarios al no condenar rotundamente la violencia de las manifestaciones, o que no sentía “afecto o empatía” por los agentes, a lo que Iglesias respondía airado que siempre se había posicionado contra toda violencia, que trabaja con varios agentes que le transmiten su indignación por la campaña de acoso e insultos que recibe, y que en su partido también hay miembros de las FCSE. En la misma respuesta, Iglesias reprochaba al presentador de Al Rojo Vivo que la mayoría de medios de comunicación ocultaban y no condenaban las actuaciones irregulares de algunos agentes. Y añade: “Nuestra relación con todos los policías y guardias civiles con los que trabajamos es una relación de trabajo en equipo y muchas veces de cariño y de compromiso personal”.

Esta reciente publicación contiene, de nuevo, abundantes comentarios denigrantes hacia Iglesias: “Podemos es el enemigo amigo de nuestros enemigos. Fin”, “que hijo de la gran puta el rata”, “menudo gomazo” o “si la carrera política de este tío dependiera del voto de un policía policio o policie… hace mucho tiempo que estaría enderezando plátanos con el culo en uno de los pocos países comunistas que aún quedan en el mundo”. A estos comentarios infamantes le acompañan otros con imágenes de ratas o caricaturas denigrantes del candidato, y más improperios: “Menudo perro hijo de la gran puta. Y lo siento por los perros. Y por los hijos de puta”.

Estas no son las únicas publicaciones en las que se insulta a o denigra a miembros de Podemos. Todavía permanece una publicación sin más información que un enunciado contra el ex vicepresidente: “Empezó siendo El Chepas. Luego fue El del Moño. Ahora es el Ofendidito”. En otras publicaciones, varios usuarios también han añadido imágenes de ratas para referirse a Iglesias, acompañadas de más comentarios despectivos hacia él y su partido.

Otra publicación reciente en la que se enlazaba una noticia con las declaraciones de otro miembro de la lista de Unidad Podemos a la Comunidad de Madrid, Serigne Mbaye, del Sindicato de Manteros, contiene comentarios despectivos hacia su persona. La noticia reproduce declaraciones de Mbaye sobre las identificaciones por perfil étnico, denunciadas por diversas organizaciones de derechos humanos. Varios usuarios responden con frases como “me reconforta que no nos tenga aprecio el delincuente este”, “pues vuelve a tu país y solucionado”, “y encima es negro!”, “la garrapata esta junto con el millonario de Galapagar practicando la demagogia y victimismo en el ‘tolerante e inclusivo’ Lavapiés”, “lo triste es que haya imbéciles abducidos podemonguers que todavía voten a esta escoria humana”, “le visten de limpio y le dan un micro y se viene arriba el tío…” o “a mi si no lleva una mochila con birras que no se me acerque”.

Negación de la violencia de género

También la policía local y concejala de Podemos en Palma de Mallorca, Sonia Vivas, protagonizó recientemente otra publicación en la que se vertieron varios mensajes negando la violencia de género. Un usuario del grupo policial compartió la captura de pantalla de una publicación en la misma red social de la Policía Local de Palma en el que se afirmaba que “la violencia SÍ tiene género”, en relación a una campaña promovida por el Ministerio del Interior en la que se apuntan indicios de maltrato para que los agentes puedan evaluar supuestos casos que atienden. Varios usuarios arremeten contra la concejala, afirmando que la violencia no tiene género, hablando de violencia intrafamiliary uno de ellos publica una foto suya señalándola como miembro de Podemos y afirmando que “odia a los hombres”.

Sin embargo, algunos usuarios sí que responden a los comentarios denigrantes desmarcándose de estos y recordando que deben ser una institución neutral. En una publicación sobre la presencia de varios agentes en un conocido bar de encuentro de la ultraderecha en el barrio madrileño de Usera, uno de los participantes en el debate lamenta que “aquí si no comulgas con una sola opinión te acusan rápidamente de progre, podemita y cosas peores. Ir a ese bar de uniforme, un bar que hace apología del fascismo, es reprochable y a ojos de la sociedad no nos deja muy bien parados. Entiendo q mola ir, que nos tratan bien, que nos dan una botella de agua, etc… pero cuando estamos de uniforme somos o debemos ser imparciales a nivel político e identificar a la policía con la extrema derecha no creo q sea beneficioso. Podéis ir a donde os salga de los güevos pero como dice por ahí algun compañero, las apariencias en nuestra profesión son tan importantes como las actuaciones. Igual de reprochable sería acudir de uniforme a un bar donde se exhibieran símbolos nazis, Stalinistas o de otras dictaduras ya superadas”.

La denuncia de este tipo de comentarios, en un grupo creado en principio para ayudarse mutuamente entre funcionarios de las FCSE, surge de algunos de sus miembros, que han manifestado su preocupación por la normalización de este tipo de mensajes de odio entre supuestos miembros del Cuerpo y que los administradores del grupo toleran.

Más allá de la denuncia pública de estos hechos, los agentes con los que ha hablado La Marea manifiestan su inquietud ante la agresividad de algunos de estos mensajes, los escasos reproches ante estos y que “quien se sale de este pensamiento único es considerado un mal compañero y un traidor”.

Lamarea.com se ha puesto en contacto con el departamento de prensa del Cuerpo Nacional de Policía para saber si tenían conocimiento de la existencia de este foro y recabar su opinión sobre los comentarios allí vertados. De momento, no ha habido respuesta.

(Este artículo recoge los mensajes tal y como fueron publicados originalmente, incluyendo las faltas de ortografía).